Descubre MACEDONIA: Ohrid, Skopje y Bitola

Balcanes 2013 (519)

Si el nombre de Macedonia te suena únicamente a ensalada de frutas, no puedes dejar de leer este post.

Si quieres disfrutar de naturaleza viva, buena comida y rincones acogedores por un precio muy módico, este país es una buenísima opción.


LO+BÁSICO: Documentación DNI o el Pasaporte válido para 90 días Moneda Dinar maceodonio (62MKD ~1€)  Precios hostel~8€/noche ; comer~6-8€/día ; bus~5€/h Idiomas Macedonio (alfabeto cirílico); Inglés en general bajo Aeropuertos desde España Skopje, Ohrid Consulta el Clima  

ALLÍ APRENDÍ

El lago de Ohrid, en Macedonia, es uno de los secretos mejor guardados de los Balcanes. Con casi 360 km² y rodeado por imponentes montañas, este lago divide los territorios de Macedonia y Albania. Lo más espectacular es que el horizonte se pierde en la línea azul de las aguas, con la silueta de su cordillera al fondo, difuminada ent las nubes, lo que da la impresión de que esas montañas “flotan” en el cielo. Es espectacular.

Vistas al Lago de Ohrid

Tanto la gente como el ritmo de vida me recordaron mucho a Bulgaria, con su estilo mediterráneo de terracitas al sol, pescado fresco, y gente amable siempre dispuesta a conversar, aunque sea en macedónglish. Este es un muy buen lugar para comer bien y barato. En cualquier ciudad puedes encontrar un menú por unos 3€ que incluya guiso de Cevapi, ensalada y bebida. Eso sí, aléjate de los núcleos de turistas y pregunta por dónde come la gente local.

Comida típica con guiso de Cevapi, ensalada de queso y aceitunas

Comida típica con guiso de Cevapi, ensalada de queso y aceitunas


OHRID

Desde que entré en Macedonia, todos los mochileros con los que hablaba me decían que no podía irme de allí sin conocer el lago de Ohrid. Si las montañas de Macedonia son una pasada, el paisaje de este lugar te deja sin palabras. El pueblo de Ohrid es bastante turístico, pero a la vez pequeño y tranquilo. Hay varios hostels de buena calidad por precio módico en el centro, y también puedes disfrutar de pescado fresco en los restaurantes de alrededor.

Pueblo de Ohrid

La joya de Ohrid se encuentra a orillas del lago, caminando unos 15 minutos desde el centro de la ciudad. Lo primero que verás serán las torres de la Fortaleza de Samuel. La entrada no es gratuita, pero bastante barata, y te permite recorrer las murallas para poder disfrutar de la impresionante panorámica con árboles en flor (en Mayo) y un lago rodeado de montañas.

Fortaleza de Samuel

Siguiendo un camino que desciende entre árboles, llegarás a la iglesia de San Juan Caneo, una pequeña construcción ortodoxa al extremo de la orilla, rodeada por las azules aguas del lago Ohrid. Es el lugar perfecto para disfrutar en silencio y meditar sobre tus experiencias en el viaje.

Iglesia de San Juan Caneo

De vuelta al centro pedes pasar por la iglesia de San Pantaleón, una basílica neo-cristiana o la reconstrucción del teatro romano  de Ohrid, en la calle Brakja Miladinovci.

Iglesia de San Pantaleón

Hostel recomendado: el Di Angolo Hostel se encuentra a pocos minutos del centro, el puerto y la fortaleza de Samuel. Sus habitaciones son cómodas, el edificio y mobiliario son bastante nuevos y justo debajo tienes un restaurante italiano con precios bastante asequibles, por si te entra hambre a última hora.


SKOPJE

¿Y qué se puede ver en Skopje? No circula mucha información sobre esta ciudad y estaba intrigado por lo que me iba a encontrar allí, aunque también es verdad que no destaca por popularidad entre las ciudades de los Balcanes.

La capital no es precisamente lo más bonito de este país, sin embargo merece la pena al menos darse una vuelta por el centro y descubrir esa mezcla de modernismo hortera y casco antiguo.

Plaza principal de Skopje

Plaza principal de Skopje

Al llegar a la plaza principal se aprecia el estilo con que se han propuesto lavarle la cara a la ciudad: estatuas enormes, columnatas estilo grecorromano y una arquitectura que recuerda al lujo pretendido y un tanto hortera del Plaza Norte de Madrid. Alrededor de esta plaza puedes encontrar un par de centros comerciales, tiendas de ropa y los restaurantes más caros del país.

Fachada del Museo Arqueológico Nacional

Fachada del Museo Arqueológico Nacional

Sin embargo, al cruzar el puente de piedra y llegar a la parte histórica, el viejo Barrio Turco, la cosa cambia mucho. Sus calles empedradas y estrechas están llenas de pequeños bares y restaurantes con terraza donde puedes tomar algo al sol o probar algunos de los platos típicos balcánicos por muy poco dinero.

Calle principal del barrio turco

Calle principal del barrio turco

Siguiendo la calle principal llegas hasta las murallas de la Fortaleza de Kale. Esta fortificación del siglo X está situada en el punto más alto de la ciudad con vista al río Vadar y a los barrios de alrededor. Fue destruida en 1963 por un terremoto y restaurada hace pocos años. La entrada es libre, y te recomiendo que no te la pierdas. Yo llegué justo ala hora de cierre y me quedé con las ganas.

Fortaleza de Kale

Fortaleza de Kale

Si buscas un lugar tranquilo para disfrutar de una panorámica de la ciudad y el río, sigue el camino que sube desde el aparcamiento de la forlateza hasta el Museo de Arte Contemporáneo. Desde allí puedes ver el estadio deportivo Philipp II, a orillas del Vadar, con la cordillera nevada de Salarevo al fondo.

Estadio Philipp II y Río Vadar

Estadio Philipp II y Río Vadar

De regreso a la estación de autobuses, puedes volver caminando por el paseo a orillas del río. En la zona superior encontrarás también muchos cafés y terracitas que se llenan al caer el sol.

Paseo del Río Vadar

Paseo del Río Vadar


BITOLA

De camino a la frontera con Grecia te encontrarás con este lugar pequeño pero acogedor, de población mayoritariamente musulmana. Situada en las laderas delmonte Baba, la ciudad se extiende a lo largo del río Dragor, y tiene una larga historia que se remonta a los tiempos del imperio otomano.

Panorámica de la ciudad de Bitola

Panorámica de la ciudad de Bitola

A parte de las mezquitas que puedes encontrar en los alrededores y su barrio turco en el casco antiguo, no tiene especialmente nada que destacar. Sin embargo, es un lugar tranquilo y barato para pasar la noche, o para aprovechar una de las muchas posibilidades que ha para practicar senderismo por las imponentes montañas del parque nacional de Pelister.

Mezquita principal de la ciudad de Bitola

Mezquita principal de la ciudad de Bitola

Hostel recomendado: el Goldy hostel se encuentra a pocos minutos de la plaza central. Renovado recientemente, las habitaciones son limpias, modernas y acogedoras. Además el tipo que atiende es un chaval muy majo que le encanta la montaña y te dará toda la información que necesites. Si estás pensando en una ruta por el parque natural de Pelister, éste puede ser un buen campo base.


UN CONSEJO

Si quieres cruzar la frontera entre Macedonia y Grecia, deberás hacerlo caminando, ya que no hay ninguna línea de transporte público que haga este recorrido. Lo mejor, si vienes desde el norte, es tomar un taxi en Bitola hasta la frontera por unos 4-5€ y cruzar el paso fronterizo caminando. Una vez estés al otro lado, busca algún coche que te acerque hasta Florina, a unos 15 minutos hacia el sur. Puedes hacer este recorrido completo en taxi, pero por cruzar la frontera te cobran bastante más y si vas con tiempo no merece la pena.

Frontera entre Macedonia y Grecia

Desde Florina podrás tomar autobuses hasta Tesalónica o continuar tu recorrido por el sur de Grecia. Por cierto, existe aún cierto resquemor entre algunos griegos y macedonios. Por si acaso, no te recomiendo sacar temas políticos a la mesa.

*****

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Te entraron ganas de visitar el país? Si quieres dar tu opinión, compartir una experiencia o preguntar alguna cosa, puedes añadir un comentario más abajo. ¡Gracias por apoyar PalabraÚtil! 🙂

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in Palabra de Viajero. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »