8 curiosas tradiciones si pasas la Navidad en Alemania

 

Igual que en España somos muy nuestros, en Alemania también celebran estas fiestas tan señaladas con curiosas tradiciones.

Si alguna vez te toca pasar las fiestas en territorio germano, tendrás la oportunidad de encontrarte con muchas de estas situaciones.

 

 

 

1-. Glühwein: prepárate a beber sangría caliente

 Glühwein

 

Vino tinto, soda, canela y rodajas de naranja. ¿Te suena? Claro, es nuestra mundialmente conocida sangría, esa refrescante protagonista veraniega de cualquier barbacoa o terracita española que se precie.

¿Qué tiene que ver la sangría con la Navidad? Pues que aquí en Alemania, por estas fechas, se la beben caliente. Sí, sí, CALIENTE.

Ellos lo llaman Glühwein: mezclan un vino tinto dulzón con varias especias y frutas, lo ponen en enormes cacerolas al fuego y ya tienen la bebida estrella de los mercados navideños. Te la sirven en tazas de barro, y como está calentito y lleva algo de alcohol, ya puedes echar la tarde con los amigos 😉

 

 

2-. Mercados navideños más “bonicos”

 

 

Un símbolo inconfundible de estas fiestas en España, a parte de los anuncios de colonia y los polvorones, son los mercados de Navidad. Como el popular mercado de la Plaza Mayor de Madrid, donde todos los años se pierde algún Chencho y donde seguro que has estado alguna vez comprando un caganet.

Si en España lo tradicional son los puestos con figuritas de Belén, musgo mojado con bichos, trozos de corcho y artículos de broma que no sirven para nada, en los mercados navideños alemanes vas a encontrarte con todo tipo de dulces, puestos de artesanía y por supuesto Glühwein. Todo ello entre casetas de madera muy bien decoradas y con ese ambiente tan tradicional.

 

 

3.- Extraña simbología en las puertas 

 

20cmb01

 

Si has estado ya por tierras germanas, seguramente alguna vez habrás visto una extraña inscripción marcada con tiza blanca en algunas casas, algo así como: “20*C+M+B+15”. Si alguna vez encuentras esto escrito en tu puerta, no te asustes. No es ningún código satánico, sino un mensaje escrito por los niños que van cantando de casa en casa (“Epiphany singers”), para desear buenas fiestas.

Estos símbolos representa una petición para una bendición junto con el correspondiente año (aquí, 2015). Las tres cruces “+” representan la Santísima Trinidad de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo; y las letras “C M B” los tres reyes magos (Caspar Melchor Baltasar).

 

 

4.- Los regalos llegan antes, y los trae otro

 

 

En España, de toda la vida, los regalos venían en camello con los 3 reyes magos de Oriente, y hasta el 6 de Enero tenías que aguantar los nervios con resignación. Pero desde que llegó el gordinflas de Santa Claus con sus renos y su trineo made-in-USA, este momento se adelantó al 25 de diciembre. Y así los grandes almacenes se frotaron las manos, porque los nostálgicos que no quieren olvidar su 6 de enero acaban regalando el doble.

 Sin embargo, en Alemania los regalos se abren el día 24 en la noche de Nochebuena, y no los traen ni los Reyes de Oriente ni Papá Noel, sino el mismísimo niño Jesús. Lo cual tiene sentido, porque es el “prota” en toda esta historia.

Aquí le llaman “Christkind” o “Kris Kringle” (algo así como “niño cristo”) y es representado como un niño con el cabello rubio y alas de ángel. Si este año has sido bueno y te has comido todo el Kartoffel, te traerá regalitos.

 

 

4.- Villancicos más suavecitos

 

 

La banda sonora de los centros comerciales españoles por estas fechas es siempre la misma: villancicos cantados por Parchís, los Pitufos o por un coro de niños estilo posguerra. En algunos casos incluso fusionan folclore andaluz y tenemos el villancico-flamenkito. El caso es acabar con dolor de cabeza a base de pandereta y zambomba.

Por Alemania se lleva un estilo más delicado para las canciones navideñas, que dan ganas de coger la mantica de cuadros y encender la chimenea. Por lo general suelen ser coros de iglesia, música de cuerda, campanillas… Algo así como la antítesis del “pero mira como beben los peces en el río”. Bastante más llevadero, la verdad. 

 

 

 


Suscríbete a PalabraUtil

Cada semana nuevas historias interesantes y divertidas directamente en tu E-mail

Recibe cada nuevo post por E-mail


 

 

5.- Dile adiós a los polvorones

 

plaetzchen

 

Volver a casa por Navidad es sinónimo de coger un par de kilitos. Cenas de empresa, comidas de mamá y sobre todo dulces. Dulces por todos lados.

En España siempre vamos a encontrar la típica bandeja con turrones, mazapanes y polvorones, de los cuales la mitad sobrarán pero se quedarán en la despensa hasta verano. Y no hay que olvidar el delicioso roscón de reyes con chocolate a la taza…

Sin embargo, por tierras germanas lo más tradicional es el Lebkuchen: un dulce navideño similar al pan de jengibre, generalmente adornado con caramelos de colores o bañadas en chocolate. Además, la familia y los amigos se reúnen en casa al inicio de las fiestas para hornear las Plätzchen, que son pequeñas galletitas de almendra, jengibre o chocolate. ¡Dulces tampoco faltan por aquí!

 

 

7.- Árbol navideño “de verdad”

 

Tannenbaum Gruen_14

 

¿Quién no ha comprado alguna vez su arbolito de plástico en los chinos? Total, lo compras una vez y te dura 10 o 15 años. Práctico y muy eco-friendly, ¿verdad? Sin embargo en Alemania difícilmente verás uno “de mentira”.

Por estas fechas puedes encontrar los árboles navideños o “Tannenbaum” en cualquier supermercado y almacén de bricolaje. De hecho, hay ciertas zonas donde se cultivan este tipo de árboles expresamente pensando el la campaña navideña. Tener un árbol de plástico en una casa alemana puede destacarte entre los vecinos como “el más cutre del bario”.

 

 

8.- Nochevieja: cambiar las uvas por cohetes

 

 

31 de diciembre en cualquier pueblo de Alemania. Cuando quedan 10 minutos para las 00:00h, verás que la gente sale a la calle con su copita de brindar y alguna bengala en la mano, de esas de alambre que sueltan chispas. Cuando llega el momento, todos dan la cuenta atrás, brindan, y disfrutan del espectáculo de fuegos artificiales que se desarrolla en cada barrio. Muy bonico todo.

En españa ya sabes, aquí se empieza el año con la boca llena de uvas, medio atragantado y mirando a la Belén Esteban de turno que brinda dese la puerta del Sol. Pero oye, cada uno con lo suyo y “que nos quiten lo bailao” 😉

 

*****

 

¡Gracias por tus comentarios!

 

me-gusta-facebook

 

Si te ha gustado este post, deja un comentario con alguna de tus experiencias y dale a Me Gusta en mi página de Facebook para descubrir más entradas interesantes y divertidas. 

 

Y además, no te pierdas:

25 cosas que te sorprenderán si eres un español en Alemania

 Otras 15 situaciones curiosas de un español en Alemania

15 maneras de reconocer a un español en Alemania

 

*****

Nota: las imágenes utilizadas en este post son propiedad de sus respectivas webs.
Links originales a las fotos: 0 1 2 3 4 5 6 7 8 

 

 


Suscríbete a PalabraUtil

Cada semana nuevas historias interesantes y divertidas directamente en tu E-mail

Recibe cada nuevo post por E-mail


 

 

 

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in (Sobre)vivir en Alemania. Bookmark the permalink.

4 Responses to "8 curiosas tradiciones si pasas la Navidad en Alemania"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »