Descubre BULGARIA: Plovdiv, Sofía y Zemen

Parque de Knyazheska en Sofía

Montañas verdes y frondosos bosques que se elevan sobre la cordillera balcánica. Ciudades que palpitan entre la tradición ortodoxa y su reciente herencia socialista. Gente amable, deliciosa comida y clima mediterráneo.

Todo esto hace que Bulgaria sea sin duda un lugar que merece ser descubierto, para romper así con los prejuicios de inseguridad y pobreza que a menudo se le atribuyen.


LO+BÁSICO:
Documentación DNI o el Pasaporte en vigor Moneda Leva (2Lev ~1€) Precios hostel~10€/noche ; comer~5-10€/día ; bus~3€/h Idioma Búlgaro (escritura cirílica); Inglés en general bajo Aeropuertos desde España Sofía, Burgas, Varna Consulta el
 Clima  

ALLÍ APRENDÍ

Quítate todo prejuicio. La mayoría de noticias que escuchamos sobre Bulgaria nos hablan de bandas de delincuentes y mafiosos. Esto nos crea una falsa imagen, tanto del país como de los Balcanes en general, que deberíamos eliminar. Bulgaria es en general un país seguro. Caminar por las calles de Sofía o Plovdiv no es más peligroso que hacerlo por las de Madrid o Barcelona. Además, al estar recién entrados en la UE, se preocupan mucho de tratar bien al turista.

La gente allí tiene una cultura mediterránea que se parece a la española en muchos aspectos. Les gusta tomar cañas en terracitas al sol, las tapas, la siesta y ver deportes por TV (ya que no destacan en fútbol, allí el deporte nacional es el Voleibol). Muchos búlgaros se fueron a trabajar a España en la construcción durante la época dorada del ladrillo, así que no te extrañe encontrar quien te responda en castellano.

Calles de Plovdiv

Calles de Plovdiv

La tapa típica es un plato de patatas fritas con queso de cabra. Allí probé también triángulos de queso tipo El Caserío empanados en korn-flakes y luego fritos. Suena raro, pero estaban buenísimos. La comida tradicional se compone de sopa de verduras mezclada con yogur o crema agria, embutido de la zona y pan con Ajvar (pasta de pimiento rojo y especias). También encuentras mucho producto típicamente turco, como el börek, la pita rellena o el ćevapi.

Un par de datos curiosos: allí la gente dice Sí y No al revés con la cabeza, no te pase como a mí que pregunté en el tren si iba en la dirección correcta y todos me decían no con la cabeza, cuando en realidad me estaban dando la razón.

Si pides un trozo de pizza en la calle no te extrañe ver que la gente la embadurna de mayonesa antes de comérsela, allí es lo típico.


PLOVDIV

Si llegas hasta aquí sólo por el aeropuerto de Ryanair, te aconsejo que te quedes al menos un par de días. La ciudad tiene muchas ruinas romanas interesantes, que además están en muy buen estado, como el teatro y el anfiteatro que puedes encontrar en el mismo centro.

Anfiteatro romano en Plovdiv

Anfiteatro romano en Plovdiv


Subiendo la colina de Bunardzhika
 por unas escaleras que recuerdan al Valle de los Caídos, llegarás hasta el mirador del Alyosha Soviet Army Memorial, desde donde puedes disfrutar una vista panorámica de lujo. Merece la pena visitar también el barrio viejo o Staria Grad, con sus mezquitas entre calles estrechas adoquinadas y curiosas casas pintadas de colores.

Vistas desde la colina Bunardzhika

Vistas desde la colina Bunardzhika

A 1 hora de autobús hacia el sur se encuentra el monasterio de Bachkovo, que mantiene sus edificios del S.XV en perfecto estado y donde aún viven monjes ortodoxos tradicionales. Una vez allí puedes disfrutar de la exuberante naturaleza de la zona y hacer una ruta caminando por la montaña, visitando varias ermitas escondidas entre los árboles.

Ermita en los bosques de Bachkovo

Ermita en los bosques de Bachkovo


SOFIA

Como capital del país, esta ciudad tiene un centro histórico acogedor mezclado con imponentes edificios de la época socialista. El bulevar Todor Alexandrov es la arteria principal, que comienza en la plaza Nezavisimost. Desde allí puedes visitar la Mezquita de Bania Bashi y sus majestuosos jardines y fuentes. Hacia el otro lado de la calle Sveta Nedelya encuentras el edificio de la presidencia y su guardia.

Edificio de la presidencia

Edificio de la presidencia

Más allá, dentro de un patio interior, descubrirás la Sveti Georgi Rotunda, una iglesia completamente redonda y de las más antiguas del país. Siguiendo por la calle Tsar Osvoboditel, pasas por el museo de historia nacional, el  Palacio Real y la iglesia rusa de Sveti Nikolai. Desde allí llegas fácilmente a la plaza donde se encuentra la famosa iglesia de Alexander Nevski, con sus bóvedas azules y doradas.

Iglesia de Sveti Georgi Rotunda

Iglesia de Sveti Georgi Rotunda

Caminando 5 minutos al sur llegas a la plaza de Knyazheska y su monumento a los caídos. Para acabar el día te recomiendo un paseo por el parque de Borisova, con estanques de nenúfares y frondosos caminos de árboles.

Parque de Borisova

Parque de Borisova


ZEMEN

Esta es una pequeña localidad a 2 horas al suroeste Sofía. Allí trabajé durante 10 días en una granja ecológica mediante un programa de WWOOF Bulgaria. Si tienes tiempo y quieres realmente  integrarte entre su gente, te aconsejo esta experiencia.

Granja de Zemen con mi familia de WWOOF

Granja de Zemen con mi familia de WWOOF

Zemen se encuentra en una zona de montañas boscosas, entre Pernik y Kyustendil. Tiene un monasterio ortodoxo del siglo XI muy bien conservado, y desde allí puedes llegar fácilmente al lago Pchelina o las cascadas del río Struma.

Cascadas del río Struma

Cascadas del río Struma


UN CONSEJO

CIMG0524-001Dado que allí hablan búlgaro, se utiliza alfabeto cirílico para carteles y nombres de las calles. Si necesitas preguntar por el nombre de una ciudad o avenida, lo mejor es que te lo escribas en un papel y se lo muestres al conductor del bus o al señor que pasa por la calle. Yo me preparé una lista con el alfabeto cirílico y su traducción fonética en latino, y me salvó en varias ocasiones.

Alfabeto cirílico

Alfabeto cirílico

*****

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Te entraron ganas de visitar el país? Si quieres dar tu opinión, compartir una experiencia o preguntar alguna cosa, puedes añadir un comentario más abajo. ¡Gracias por apoyar PalabraUtil! 🙂

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in Palabra de Viajero. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »