DESBLOQUEOS: el camino a seguir cuando no sabes por donde tirar

carretera cortada

Estás metido en algún proyecto o tarea, pero has llegado a un callejón sin salida y ahora no sabes cómo continuar ¿Te suena?

Descubre cómo actuar en situaciones de bloqueo y encontrar de nuevo el camino a seguir.

Don´t be another brick in the wall!

 

 

 De repente vas, y te bloqueas…

 

Octagon-warning.svg

 

Hace casi 4 meses que comencé a escribir este Blog. Desde entonces, me comprometí a publicar un post cada 7 días, algo que fuese interesante y atractivo. Delde el 5 de Mayo he cumplido todas las semanas con esta tarea. Sin embargo, la semana pasada me bloqueé.

Tenía en mente otro post para mi serie de “Sobrevivir en Alemania”, pero las palabras no me salían. Me sentaba por la tarde ante la pantalla y no había forma de darle forma al texto. Al final pasó la semana y no publiqué nada, punto negativo para mí.

Pensaba que era algo pasajero, pero el lunes me volví a sentar frente al ordenador y seguía totalmente bloqueado. Así pasó el martes, el miercoles… Y hoy jueves, de nuevo, me propuse terminar el maldito post. Pero después de media hora dándole vueltas, seguía sin que me llegase la “inspiración”.

Así que decidí superar el bloqueo de una forma práctica. Dejé a un lado ese tema encasquillado y me puse a escribir sobre esto mismo, los “bloqueos mentales”, y mágicamente las palabras volvieron a fluir y transformé ese bloqueo de un problema a una solución 🙂

 

 

Desmontando bloqueos

 

lego

 

Con esto quiero decirte que el bloqueo es un es una fase común y frecuente dentro de un proceso que conlleva varias etapas. En este caso te he puesto el ejemplo tonto de escribir un post, pero esto puede surgirte en situaciones más importantes o trascendentales, como tener que entregar un proyecto a tiempo o tomar una decisión con repercusiones significativas.

Bloquearse no es más que perder el norte, torcer la esquina y encontrarse con un muro que no hay forma de escalar. Me recuerda a esos robots-aspiradora que se meten en una esquina del salón y no paran de darse golpes contra la pared una y otra vez. 

Estamos acostumbrados a seguir rutinas y procesos. A dar un paso y después el siguiente, a estar en movimiento. Por eso, cuando no podemos o no sabemos avanzar, experimentamos una mezcla de confusión (no sé que hacer), impotencia (no puedo hacer nada) y frustración (quiero hacer algo y no puedo). 

En muchas ocasiones, creemos que la solución es repetir y repetir lo mismo hasta que por arte de magia el bloqueo desaparezca. Pero ya lo decía Einstein: “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”. Por muchos cabezazos que le des al muro, no se va a roper. Y al final del día seguramente te duela la cabeza.

 


Suscríbete a PalabraUtil

Cada semana nuevas historias interesantes y prácticas, directamente en tu E-mail

Recibe cada nuevo post por E-mail


 

Cómo actuar en caso de Bloqueo

 

d9849391-3662-b5eb-12ac-4a719e5d0302

 

Vale, pues si repetir lo mismo una y otra vez no funciona, qué podemos hacer entonces?

Aquí tienes 4 ideas que te servirán para levantar tu “bloqueo mental”:

 

1.- Vuelve sobre tus pasos:

Si estás andando por el monte y te das cuenta de que te has equivocado de camino, lo mejor que puedes hacer es dar la vuelta y regresar hasta el punto donde sabes con seguridad que vas en dirección correcta. Si tiras campo a través quizá encuentres de nuevo el camino, o puedes acabar rodeado de zarzas y pinchos mientras se hace de noche y los lobos buscan cena.

Con un bloqueo mental sucede lo mismo. Si crees que estás yendo por el camino equivocado, vuelve atrás. Piensa en los pasos que has dado hasta llegar a esta etapa / idea / situación y regresa hasta el punto en el que te desviaste del camino.

Volviendo a mi ejemplo del Blog:

Tengo que escribir un post → Me siento al ordenador → Pienso en un tema → Elijo el tema Alemania → Escribo poco y mal → ¡Lo intento de nuevo pero sigo bloqueado!

◄◄ BACKWARDS ◄◄ Vuelvo a pensar sobre un tema → Elijo otro tema distinto → Ahora las palabras fluyen mucho mejor 🙂

 

2.- Prueba cosas totalmente diferentes: 

Si te centras en un tema demasiado concreto, quizá tu mente está tan ocupada en ese objetivo específico que no puede valorar otras opciones diferentes.

Por ejemplo, quiero publicar algo esta semana, pero… no tiene que ser un texto por narices. ¿Y si tomo la cámara y me voy a hacer fotos de Frankfurt para publicar un fotoreportaje sobre la arquitectura de la ciudad? ¿Y si grabo un video entrevistando a gente por la calle preguntando qué piensan de los españoles?

Al final, cumpliría mi objetivo (publicar algo interesnate) pero de una manera muy diferente a la que me había planteado en un principio. Si los árboles no te dejan ver el bosque, ¡súbete a una montaña!

 

3.- Tómate un descanso:

Si tienes la cabeza llena de pájaros, lo mejor para poner órden es darte un tiempo para refrescar las ideas y volver al lío con más energía y motivación. Saca al elefeante rosa de tu cabeza y piensa en otras cosas.

Por ejemplo, tómate un día en el que no pienses en esa tarea para nada, y haz cosas diferentes que ayuden a tu mente a despejarse. Actividades como salir a correr, quedar con amigos o leer un buen libro te ayudarán a distraerte y a verlo todo desde una nueva perspectiva.

Si este “break” no es posible porque tienes que seguir trabajando, céntrate en cualquier otra tarea y deja ésta para mañana a primera hora, cuando estés fresco y descansado.

Igualmente, procura mantener buenos hábitos. Beberte un litro de café y dormir solo 3 horas sólo aumentará tu ansiedad y preocupación, y quizá mañana no estés tan “fresco” como te gustaría…

 

4.- Pide ayuda:

Cuatro ojos ven más que dos, y si estás bloqueado con algún asunto, seguro que alguna persona de tu círculo te puede echar un cable. Peinsa en alguien que controle mucho del tema en el que estás metido.

Todos tenemos un colega que sabe mucho de ordenadores o que es un crack con las mates. Si lo pides educadamente y con un par de cerves de por medio, seguro que te muestra la luz al final del túnel. Eso sí, cuando alguien venga a tí a pedirte ayuda, ofrécela desinteresadamente. Al Karma lo que es del Karma.

MUY IMPORTANTE: buscar ayuda no significa cargarle a otro con el muerto de tus problemas. No puedes llegar a alguien y decir: “Tengo este problema y estoy bloqueado. Soluciónamelo”. Su tiempo también es muy valioso y si tú no lo valoras seguramente te mande educadamente a la mierda.

Hay que ser más proactivo. Explícale lo que ocurre, lo que has hecho y el resultado que esperabas; qué opciones crees que tienes, qué soluciones has intentado y por qué no han funcionado. Demuestra que antes de pedir ayuda has intentado resolver el asunto por tí mismo.

 

Bloquearse es algo corriente, pero recuerda que todo está en tu cabeza y allí cualquier barrera es franqueable.

brick-wall-crumble-1sm

 

*****

Ahora cuéntame tú, que me interesa mucho (de veras) ¿Te has bloqueado últimamente con algún proyecto? ¿Sigues estancado o has salido ya del pozo? ¿Nos cuentas el secreto?

↓↓ Deja un comentario más abajo ↓↓ , así otros aprenderán de tu experiecnia y a mí me hará mucha ilusión 🙂

 


Suscríbete a PalabraUtil

Cada semana nuevas historias interesantes y prácticas, directamente en tu E-mail

Recibe cada nuevo post por E-mail


 

Nota: las imágenes utilizadas en este post son propiedad de sus respectivas webs. 
Links originales a las fotos: 0 1 2 3 4

 

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in Ingeniero Emocional. Bookmark the permalink.

3 Responses to "DESBLOQUEOS: el camino a seguir cuando no sabes por donde tirar"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »