Descubre ESLOVENIA: Ljubljana y Bled

Sintiéndome VIVO entre los lagos de Bled (Eslovenia)

Verde y azul, montañas y lagos. Pegado al sur de los Alpes, este pequeño país de 2 millones de habitantes ha sido para mí todo un descubrimiento.

Conoce algo más sobre este lugar con impresionantes paisajes de cuento.


LO+BÁSICO:
Documentación DNI o el Pasaporte (País Schengen) Moneda Euro (€) Precios hostel~12€/noche ; comer~8-12€/día ; bus~4€/h ; tren~8€/h Idioma esloveno, italiano, húngaro ; Inglés en general bueno Aeropuertos desde España Ljubljana Consulta el
 Clima  

ALLÍ APRENDÍ

Eslovenia es un país pequeño y no muy popular. De hecho yo nunca me lo había planteado como destino, y pasé por allí simplemente porque me pillaba de camino hacia Austria durante mi interrail.

Sin embargo, al llegar y descubrir esos paisajes me di cuenta de que este lugar es una auténtica belleza. Me sorprende que no sea un destino más solicitado, ya que los lagos y montañas que hereda de los Alpes colindantes le dan un encanto muy particular.

Castillo, iglesia y lago de Bled

Castillo, iglesia y lago de Bled

Al ser una nación integrada en la UE y manejar el Euro, la diferencia cultural apenas se percibe con respecto al resto de países de la Europa occidental.
Las infraestructuras son muy buenas, la gente en general tiene buen nivel de inglés y, aunque los precios tan baratos como al sur de los Balcanes, sigue siendo un destino económico. Sobre todo te das cuenta si tu siguiente parada es Austria y de repente todo pasa a costar casi el doble.

Iglesia de Cerkev

Iglesia de Cerkev

Si quieres llevarte un regalo original, busca una de estas tablas de miel eslovenas. Originalmente son tablas de madera que sirven como tapa a las colmenas de abejas. Están pintadas a mano, con dibujos que recuerdan el arte medieval, y es de las cosas más típicas de allí.
En el paseo del río en Ljubljana puedes encontrar artesanos que las hacen y venden allí mismo, con distintos diseños muy coloridos. Eso sí, cuestan alrededor de 20 eurazos.

Tablas de colmena pintadas, típicas de Eslovenia

Tablas de colmena pintadas, típicas de Eslovenia

Aprovecho para agradecer a Neža y Ana que me acogieron en su casa unos días y me llevaron a todos lados. No hablan español, pero seguro que les hace ilusión ver su nombre en este post :)

Con mis amigas Neža y Ana en Bled

Con mis amigas Neža y Ana en Bled


LJUBLJANA

El centro más concurrido de la ciudad es la Plaza Prešeren, donde se encuentra el famoso Puente Triple bajo el río Ljubljanca, la imponente fachada color salmón de la iglesia de la Anunciación y en un lateral la estatua en bronce del poeta esloveno que da nombre a esta plaza.

Durante los fines de semana se pueden encontrar aquí artistas callejeros, músicos, puestos de helados y en general un ambiente muy alegre y familiar.

Plaza Prešeren

Plaza Prešeren

Caminando unos metros hacia el sur llegas al tranquilo parque de Zvezda, donde se encuentra la fachada del edificio principal de la universidad.

Edificio principal de la Universidad de Ljubljana

Edificio principal de la Universidad de Ljubljana

Desde aquí puedes cruzar el río y encaminarte hacia la colina donde se encuentra el imponente Castillo de Ljubljana. Este castillo se encuentra en el centro mismo de la ciudad, en lo alto de una colina, y desde allí domina todo el paisaje de alrededor. Fue construido en el s.XII y posteriormente restaurado.
Dentro cuenta con un amplio patio tranquilo adornado por árboles, perfecto para tomar un café después de la cuesta arriba. Subiendo a la muralla se tiene una vista espectacular.
Dentro de los diferentes edificios hay un museo que explica la historia del castillo, además de un par de pequeñas exposiciones de arte. Si quieres mejorar la vista, todavía puedes subir a lo alto de su torre principal. (+Info)

Vistas de Ljubljana desde las murallas del castillo

Vistas de Ljubljana desde las murallas del castillo

Patio interior del castillo

Patio interior del castillo

Cuando empiece a caer el sol, te recomiendo darle una vuelta por el paseo del río. A esa hora muchos artistas, grupos de jóvenes y familias con niños se acercan a disfrutar de la tranquilidad que allí se respira.

Paseo del río Ljubljanca

Paseo del río Ljubljanca

Un lugar muy “underground” que no te puedes perder es el barrio de Metelkova. Este antiguo cuartel militar se ha convertido en una zona alternativa con una enorme actividad artística y cultural.
Grupos de música, pintores y asociaciones de todo tipo se mezclan entre los distintos edificios, decorados hasta el extremo. Existe incluso un hostel que han abierto en lo fue fue la antigua cárcel del cuartel.

Barrio de Metelkova

Barrio de Metelkova

Barrio de Metelkova

Barrio de Metelkova


BLED

Imagina un lago azul entre verdes montañas, un castillo en lo alto de la colina y una pequeña isla en el centro donde se asienta una diminuta iglesia. Esto es Bled, uno de los lugares, en conjunto, más hermosos que llegado a conocer. Realmente parece un decorado de peli Disney.

Castillo y lago de Bled

Castillo y lago de Bled

Para llegar allí puedes tomar un autobús en la estación central de Ljubljana, el trayecto dura aprox. 80 minutos  y cuesta unos 7€ por trayecto. Aunque siempre puedes encontrar alguien majo que te acerque en autostop.
Una vez allí, puedes subir caminando la colina hasta el castillo. La entrada cuesta 9€, pero las vistas merecen realmente la pena. Además si esperas un grupo grande de turistas, puedes hacerte el sueco y colarte entre las ovejas ^^.

Vistas desde el castillo

Vistas desde el castillo

La única pega de Bled es que es uno de los lugares más visitado de toda Eslovenia, y suele estar bastante concurrido.
Un consejo que te doy es que, si te hace buen tiempo, te vayas a dedo hasta el lago Bohinjsko, a tan solo 20 minutos hacia sur. Allí puedes hacer pic-nic y echarte la siesta entre el frescor de las montañas sin que te agobien los grupos de turistas.

A orillas del lago Bohinjsko

A orillas del lago Bohinjsko


UN CONSEJO

Si puedes elegir, vete en verano. Cuando consultes el clima, verás que entre mayo y septiembre tienes una temperatura agradable de entre 12° y 22°, que en un día soleado es perfecto para disfrutar de las montañas. No he estado en invierno y seguro que con nieve se vuelve igualmente bonito, pero yo tengo ese color VERDE intenso grabado en la cabeza y no me lo perdería si fuera tú.

Aprovecha el campo. La ciudad de Ljubljana es preciosa y tiene mucho para visitar. Pero si pasas por Eslovenia aunque sea 2 días, no te vayas sin ver Bled o algún otro lago de la esquina norte del país. Es realmente espectacular.

CIMG0628

*****

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Te entraron ganas de visitar el país? Si quieres dar tu opinión, compartir una experiencia o preguntar alguna cosa, puedes añadir un comentario más abajo. ¡Gracias por apoyar PalabraÚtil! 🙂

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in Palabra de Viajero. Bookmark the permalink.

2 Responses to "Descubre ESLOVENIA: Ljubljana y Bled"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »