Descubre BOSNIA: Sarajevo y Mostar

305024_486097311435967_1628179981_n

Dejando atrás el conflicto armado que devastó el territorio en los años noventa, Bosnia es hoy día un país que emerge optimista, abierto al turismo y con una fuerte apuesta artística y cultural. Pasear por Sarajevo o Mostar significa mucho más que rememorar tiempos de guerra.

Con una enorme diversidad cultural y religiosa, es esa clase de lugar del que no regresas siendo el mismo.


LO+BÁSICO:
Documentación DNI o Pasaporte válido para 90 días Moneda Marco Convertible ( 2BAM ~ 1€ )  Precios hostel~10€/noche ; comer~5-10€/día ; bus~3€/h ; tren~7€/día Idiomas bosnio, croata, serbio (depende de la zona); Inglés en general medio Aeropuertos desde España Sarajevo, Mostar, Tuzia Consulta el
 Clima  

ALLÍ APRENDÍ

Lo que más me impactó de este país fue el contacto directo con la realidad de una guerra. Hasta ese momento las noticias de conflictos armados eran para mí como una película más que salía por la TV. Sin embargo, el estar en un lugar con marcadas secuelas bélicas, me hizo tomar una nueva perspectiva.

No creo que haya que regodearse en el morbo de los vestigios que deja una guerra, pero sí me parece conveniente descubrir la realidad y aprender que esas cosas que salen por TV son reales y que hay mucho dolor de personas detrás.

En el Free-Tour que hice por Sarajevo, una chica de más o menos mi edad que había crecido allí nos contaba cómo su madre era empleada de la banca, pero que durante el bloqueo a la ciudad no podía seguir trabajando. Tuvo que vender algunas joyas para comprar una cabra y aprender a ordeñarla para poder tener leche en casa.

Eran gente corriente con vidas corrientes, como la mía, que de repente se vieron bloqueados, tiroteados y bombardeados día tras día sin saber muy bien por qué. Esta reflexión me hizo plantearme muchas cosas, y creo que si todos viviéramos una experiencia así, habría más paz en el mundo.

Muro en la estación de autobuses de Sarajevo

Muro en la estación de autobuses de Sarajevo

Además, la multiculturalidad que se respira allí es sorprendente. La mezcla de religiones, arquitecturas y culturas le dan un encanto muy especial a este país. La comida es muy buena y barata, los transportes funcionan razonablemente bien y por las calles se respira un ambiente optimista y emprendedor. Se ven muchos negocios regentados por gente joven, y la vida nocturna en ciudades como Sarajevo no tiene mucho que envidiar a la de otras grandes ciudades europeas.

El nombre de Bosnia sigue estando muy estigmatizado por la guerra, y poca gente quiere ir allí porque piensan que es peligroso. Sin embargo es uno de los países candidatos a la UE y por ello se preocupa mucho en garantizar la seguridad de los turistas. Te animo a elegir éste como tu próximo destino, seguro que te va a sorprender.

Panorámica de Sarajevo

Panorámica de Sarajevo


SARAJEVO

Pocas ciudades tienen una diversidad religiosa tan evidente. En apenas unos pocos metros cuadrados puedes encontrar mezquitas, sinagogas, iglesias católicas y protestantes.
Sin embargo, tras el cerco militar llevado a cabo entre los años 92 y 96, las cicatrices de la guerra siguen siendo evidentes en muchas calles y edificios.

Lo primero que conviene saber es que la ciudad está dividida en dos zonas: el Sarajevo serbio al este y el Sarajevo bosnio al oeste. En éste último es donde se encuentra el centro histórico.

Si vas en autobús desde Serbia, te dejarán en la estación este y de allí tendrás que tomar un taxi. Si por el contrario vienes de Mostar, Croacia o Montenegro llegarás seguramente a la estación oeste.

Entrando en Bosnia

Entrando en Bosnia

Una vez en el centro, puedes empezar por visitar el Puente Latino, que es el lugar histórico donde al archiduque y heredero del Imperio Austrohúngaro Franz Ferdinand fue asesinado, lo que desencadenó la I Guerra Mundial.

Más adelante encuentras el edificio de la que un día fueBiblioteca Nacional, actualmente en reconstrucción, ya que ardió durante el bombardeo de 1992 y con ella el 90 por ciento de sus libros y manuscritos.

Biblioteca Nacional

Biblioteca Nacional

Detrás del puente latino se encuentra la mezquita de Gazi Husrev, la más importante del país, restaurada en 1996. Destaca especialmente su patio interior, con su fuente de abluciones que descansa bajo una detallada estructura de madera.

Otros templos religiosos representativos que puedes visitar son la sinagoga de Ashkenazi (la más grande de Europa), la catedral delSagrado Corazón de Jesús y la iglesia ortodoxa de la Santa Madre, del siglo XVI.

Fuente en la Mezquita de Gazi Husrev

Fuente en la Mezquita de Gazi Husrev

Siguiendo hacia el este llegas al Fuerte Amarillo, desde donde se tiene una vista panorámica de la ciudad y de los impactantes cementerios repletos de lápidas en mármol blanco. En varios lugares de la ciudad encontrarás en el suelo unas manchas de pintura roja. Son las llamadas “Rosas de Sarajevo” y conmemoran lugares donde hubo un número elevado de muertos por bombas o morteros.

Existen varios museos y exposiciones sobre los 4 años del bloqueo que merece la pena visitar para entender mejor los orígenes y desarrollo de ese periodo que tanto marcó la ciudad.

Cementerio musulmán

Cementerio musulmán con las murallas del fuerte al fondo

De vuelta al centro, entramos al barrio turco de Baščaršija, que comienza en la bulliciosa plaza de Sebilj, donde encontrarás cafés, fuentes de agua potable y un montón de palomas buscando las migas de los turistas.

Callejeando por el barrio otomano encontrarás puestos y tenderetes que venden todo tipo de objetos, desde cazuelas para hacer el típico café bosnio, hasta souvenires de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sarajevo’84 o bolígrafos hechos con casquillos de bala. Nos contaron que estos bolis representan un símbolo del cambio para las nuevas generaciones, que quieren convertir ese pasado oscuro de violencia en cultura y arte.

Cazuelas de café bosnio

Cazuelas de café bosnio

 

Bolígrafos hechos con balas y souvenires del barrio otomano

Bolígrafos hechos con balas y souvenires del barrio otomano

Si quieres dejar a un lado el recorrido turístico, te recomiendo que te des una vuelta por la zona sur, cerca del estadio Grvabica. Allí estaba la línea del cerco a la ciudad, y las marcas que se aprecian en los edificios son realmente impactantes. Aviso: no recomiendan adentrarse sólos por el bosque o las colinas de alrededor de la ciudad, ya que existe la posibilidad de que queden artefactos explosivos en la zona.

Por la noche, no dejes de salir a la zona de bares del centro. La oferta de ocio es muy amplia, y el ambiente en la calle es alegre y bullicioso, incluso entre semana.

Edificios en los alrededores del estadio Grvabica

Edificios en los alrededores del estadio Grvabica

Hostel recomendado: el City Center Sarajevo está realmente en el mismo centro, a pocos minutos del Puente Latino y de la zona de bares. Las habitaciones y salas comunes son limpias y modernas. Además tienen toda la información que necesitas para ir a cualquier lugar de Bosnia, incluso si no has planeado nada antes, como fue mi caso ^^.


MOSTAR

Anclado en un valle entre colinas, este lugar tiene un encanto especial que me atrapó en cuanto llegué. Su famoso puente es el emblema de la ciudad. Construido hace 500 años por los arquitectos turcos, fue destruido en 1993 durante la guerra, y restaurado en julio de 2004.

Según cuentan, en la reconstrucción recogieron los pedazos del río para salvar los materiales originales. La estampa del puente con el río Neretva debajo, los minaretes y las montañas de alrededor es una maravilla.

Puente viejo de Mostar

Puente viejo de Mostar

Para conocer la ciudad vieja lo mejor es perderse por los alrededores del puente, que recuerdan a un pueblo medieval de calles estrechas y calzadas empedradas. Hay muchos puestos, cafés y mercadillos, similares a los del barrio otomano de Sarajevo, donde encontrar souvenires y artesanías de todo tipo.

En frente del Gymnasium, un edificio grande y nuevo de color naranja, se encuentra la plaza de España, dedicada a las tropas que sirvieron allí durante el conflicto.

Plaza de España

Plaza de España

Algunas de las casas en la ciudad todavía muestran los efectos visibles de las bombas, aunque muchas otras han sido ya restauradas. El contraste entre unas y otras resulta cuanto menos impactante.

Edificios de Mostar

Edificios de Mostar

Un lugar que no aparece en ninguna guía pero que no puedes perderte es el edificio del antiguo banco, en la calle Kneza Domogoja, justo en frente de la plaza de España. Puedes subir hasta la azotea y tener una vista espectacular de la ciudad. En una esquina todavía pueden verse restos de casquillos y el agujero donde se apostaban los francotiradores.

El paso es libre y muchos mochileros lo recomiendan, pero por si acaso ten cuidado dónde pisas y mejor no vayas cuando oscurezca.

Edificio del banco

Edificio del banco

 

Azotea del banco

Azotea del banco

Otro lugar poco visitado pero que a mí me sorprendió fue el cementerio de partisanos de la II Guerra Mundial, entre las calles Kralja Petra y Biscupa Cule. Parece una construcción neovikinga extraña, me pareció muy curiosa. Además tiene vistas panorámicas de toda la ciudad y poca gente suele ir por allí.

Memorial partisanos WWII

Memorial partisanos WWII

Hostel romendado: el hostal Rooms Deni lo regenta un chaval joven ý simpático, que acabará siendo un amigo más en el viaje. Las habitaciones son limpias, cuidadas y baratas, además Deni puede recomendarte restaurantes baratos y muy buenos en la ciudad.


UN CONSEJO

Bosnia está dividida internamente en zona serbia (República SRPSKA) y zona bosnia (Federación de Bosnia-Herzegovina), con su idioma correspondiente en cada región. Aunque hace ya varios años del conflicto, hay personas que aún son bastante sensibles con este tema.

Si eres de los que les gusta aprender algunas palabras en la lengua autóctona, procura acertar con el idoma, ya que si saludas a alguien en Mostar hablando serbio igual se sienten molestos. También puede ocurrirte al exhibir banderas o camisetas de Serbia en territorio herzegovino y viceversa. Esto no es siempre así, seguramente la mayoría de la gente no se sentirá ofendida si te ven como turista, pero ya que a mí me lo advirtieron prefiero dejarlo aquí comentado para evitar malentendidos.

Regiones de Bosnia

Regiones de Bosnia

*****

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Te entraron ganas de visitar el país? Si quieres dar tu opinión, compartir una experiencia o preguntar alguna cosa, puedes añadir un comentario más abajo. ¡Gracias por apoyar PalabraUtil! 🙂

 

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in Palabra de Viajero. Bookmark the permalink.

One Response to "Descubre BOSNIA: Sarajevo y Mostar"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »