TURBO-TRIP: cómo viajar LIGERO, INTENSO y MUY BARATO

bang2

 ¿Te suena esta frase?: “Me encantaría viajar más, pero no puedo porque no tengo tiempo ni dinero”

Mucha es la gente que sueña con viajar más, pero el el tiempo y el dinero suelen ser el motivo más común por el que te quedas con las ganas. Sin embargo, esto puede cambiar 😉

¿Tú también quieres viajar? Entonces descubre  el método del TURBO-TRIP y no esperes más para vivir tu próxima aventura.

 

 

¿Eres un Viajero o un Turista?

 

Antes de comenzar quiero que sepas que este post va dirigido a aquellos a los que os apasiona viajar.

Y con viajar no me refiero a dos semanas de todo incluido en un resort del Caribe, sino a explorar lugares alucinantes, vivir experiencias inolvidables, conocer gente extraordinaria y descubrir aquello que nunca imaginaste posible.

Si al volver a casa sigues siendo la misma persona que eras antes de irte, entonces no has viajado. Vale, has trasladado tu cuerpo a otro lugar; has visto y hecho cosas diferentes a las de tu rutina diaria, pero no has viajado.

Así que, si lo que buscas son unas vacaciones para estar en la tumbona sin hacer nada, con todas las comodidades y que te lo den todo hecho, te voy a ahorrar valiosos minutos de tu tiempo, porque me temo que este post no es para ti.

Pero si lo que te apasiona realmente es la emoción de vivir nuevas e increíbles experiencias durante el viaje, te recomiendo que no dejes de leer porque ahora viene lo mejor 🙂

 

 

Aunque actualmente trabajo como ingeniero a tiempo completo, sigo viajando con frecuencia y cada 3 o 4 meses me hago una escapada mochilera. Con 28 años he pasado ya por 42 países, pero todavía me quedan muchos más viajes por hacer y lugares alucinantes que descubrir.

Con el tiempo he descubierto algunos métodos para viajar de manera más eficiente, disfrutar al máximo de cada minuto y vencer a las dificultades del tiempo o el dinero. Así que en este Post voy a compartir contigo algunos de estos truquillos y consejos, para que dejes de buscar excusas y te lances a descubrir el mundo y todas las aventuras que te esperan “on the road”.

 

 

Qué es un TURBO-TRIP

El Turbo-Trip es el método de viaje que sigo en mis escapadas mochileras, y se caracteriza por 3 cosas:

 

Viajar LIGERO, viajar INTENSO y viajar MUY BARATO

 

 

1- Viajar LIGERO

 

 

 

Moverte con pocas cosas es  fundamental para sentirte libre y poder ser más espontáneo durante el viaje. Llevar una mochila pequeña y con poco peso te permite recorrer una ciudad sin tener que pensar en dónde dejas el equipaje, si cabe en el transporte público o si tienes que pasar primero por el hotel. 

Además, de esta forma te das cuenta de las cosas que realmente necesitas. Una muda por día, una chaqueta calentita, un buen pantalón y un par de cosas más es lo único que REALMENTE te hace falta. Y cuando la espalda sufre, vas a priorizar qué es verdaderamente imprescindible y qué no.

Yo he hecho viajes de una semana con mochila de 20 litros y apenas 6-7 kg de peso. No me ha faltado lo básico, y te aseguro que se nota mucho la diferencia en la espalda, si lo comparas con los backpacker estilo sherpa que llevan esos mochilones infernales a cuestas.

 

Con “viajar ligero”, también me refiero a ligero de compañía, o preferentemente solo.

Si lo de viajar solo te asusta o no te motiva demasiado, has de saber que a nadie le atrae esta idea la primera vez. Siempre vienen a la mente pensamientos del tipo “me voy a aburrir”, “es peligroso” o “no quiero que piensen que soy un marginado sin amigos”.

Sin embargo, una vez lo pruebas, te das cuenta de las enormes ventajas:

Libertad de decisión: puedes hacer lo que te de la gana en cualquier momento sin tener que discutir con nadie. Ya sea elegir dónde comer, dónde dormir o cambiar los planes en el último momento.

Libertad de movimientos: puedes ir a donde quieras, estar el tiempo que te apetezca y además no tendrás que esperar  a que llegue el pesao de turno que se para a mirar en todas las tiendas.

Facilidad de organización: es más probable que quede un asiento libre en el bus, que te recojan en autostop o que admitan tu solicitud de Couch Surfing si solo eres 1 persona en vez de un grupo de 5.

Y lo más importante: VIAJAR SOLO NO SIGNIFICA ESTAR SOLO.

 


De hecho, al viajar por tu cuenta vas a conocer a mucha más gente que si lo hicieras en grupo. Por la sencilla razón de que te abres más y te pones a hablar con todo el mundo, especialmente con otros viajeros que también van solos y que son igual de abiertos que tú.

De veras, pruébalo y te sorprenderás de lo abierto que en realidad puedes llegar a ser.

 

 

2- Viajar INTENSO

 

 

Cuando los días de vacaciones no te sobran, lo mejor es que te organices un plan de mayor intensidad. Esto es, intenta concentrar muchas experiencias en pocos días y exprimir al máximo cada hora del viaje.

Por ejemplo, si quieres visitar una ciudad puedes hacerlo tranquilamente durante 3 o 4 días: en plan llego al hotel, me echo la siesta, me doy una vueltecilla, cenita tranquila, al dia siguiente con la calma otra vueltecilla, a la piscina, aperitivo, y tal…

O también puedes concentrar las experiencias en 1 o 2 días para provechar al máximo el tiempo: llegar muy pronto por la mañana, apuntarte al Free City Tour para recorrer la ciudad, comer algo típico mientras charlas con otros viajeros, por la tarde patearte las calles de los alrededores y acabar la noche saliendo de fiesta o con un Couch Surf local que te hable de su pais y te muestre los rincones menos conocidos.

De esta forma, disfrutarás en pocas horas de experiencias muy intensas, y jugarás con la sensación del tiempo. Porque cuando vuelvas a casa, esos 5 o 7 días que has pasado fuera te parecerás varias semanas, por la cantidad de momentos intensos que has experimentado.

 

Viajar de esta forma es cansado, no te lo voy a negar. La mayoría de las noches te irás tarde a la cama y te levantarás bien pronto para aprovechar el día a tope. Sin embargo, estamos hablando de un viaje de 5 a 10 días. Ya tendrás tiempo de recuperar y dormir en casa cuando vuelvas, ¿cierto?

Personalmente, pienso que pagar 1000 Euros para irme dos semanas a un resort en la otra punta del mundo a beber daikiris, tostarme al sol y dormir en una hamaca no es mi manera favorita de viajar. ¿Relaja? Seguro que sí, pero no me llenaría tanto como pasear por las calles baleadas de Sarajevo o descubrir un monasterio excavado entre las montañas de Moldavia.

 

 


Suscríbete a PalabraUtil

Cada semana nuevas historias interesantes y prácticas, directamente en tu E-mail

Recibe cada nuevo post por E-mail


 

 

3- Viajar MUY BARATO

 

El dinero es, probablemente, el impedimento más común que frena tus ganas de viajar. Sin embargo, todo depende de como te plantees el asunto y lo bien que sepas planificarte.

Estos son algunos aspectos que conviene tener en cuenta para que tu viaje salga REALMENTE BARATO:

 

 

Las PRIORIDADES

 

 

Ahorrar dinero para viajar no es fácil. Hay que quitarse de otras cosas que también apetecen, y hacer ese esfuerzo cuesta. Sin embargo, si realmente deseas viajar y lo asumes como una de tus prioridades, poco a poco irás ahorrando de aquí y de allá. Y una vez que estés sentado en el avión rumbo a  tu nueva aventura, seguro que ese esfuerzo te habrá merecido mucho la pena 😉 

Un buen recurso es tener una hucha de viajes, algún bote donde cada semana metas por ejemplo 20€. No es mucho, pero así te fuerzas a reservar una cantidad fija y aguantas mejor la tentación de gastar el dinero en otros caprichos.

De esta forma, después de 4 meses habrás ahorrado más de 300€ sin apenas darte cuenta, y con eso ya te puedes pegar una escapada decente. Si mantienes el ritmo, al acabar el año te habrás hecho 3 viajes muy guapos y tu bolsillo no se habrá resentido demasiado.

 

 

El DESTINO

 

Elegir una ciudad que se adapte a tu presupuesto es algo básico para que el viaje no te cueste un riñón. Si te vas a Londres o a París, ya sabes que te vas a dejar una pasta en cualquier cosa que hagas. Pero si eres flexible con el plan y te abres a nuevos destinos, encontrarás lugares que no sólo sorprenden, sino que además son tremendamente económicos.

Para ello, la mejor opción y la que personalmente te recomiento es Europa del Este. ¿Por qué? Sencillo: está muy cerca, es seguro, bonito, interesante y, sobre todo, realmente barato.

 

???????????????????????????????

 

Puedes optar por el Nor-Este de Europa y tirar hacia países como Polonia, Hungría, Lituania o República Checa. Pero si de veras buscas un destino diferente, te recomiendo encarecidamente visitar los Balcanes. Que no te asuste el nombre, allí tienes países fabulosos por descubrir, y a un tiro de piedra. ¿Por qué no te animas a unas mini-vacaciones en Moldavia, Bulgaria, Macedonia, o incluso Kosovo?

También tienes la opción de hacer un viaje dentro de tu propio país. Quizá no sea tan exótico, pero lo tienes ahí al lado. Seguro que hay lugares increibles que puedes descubrir y que te sorprenderán enormemente si los experimentas desde otra perspectiva. Además tienes la ventaja del idioma y seguro que más de un amigo por ahí al que visitar.

 

 

El TRANSPORTE 

 

– Cómo llegar

Para llegar a tu destino, lo mas probable es que necesites volar en avión. Aquí es donde el presupuesto se dispara, ya que los billetes cada vez son más caros, incluso dentro de Europa y en compañías Low-Cost. ¿Qué hacer entonces?

La clave para volar más barato tiene un nombre: www.skyscanner.com
Esta web sirve para buscar el vuelo más barato en la ruta que especifiques, pero lo mejor es que puedes establecer una alarma que te avisa cuándo el precio de ese vuelo ha bajado. 

Yo tengo instalada esta App en el móvil, y cuando quiero volar a algún destino me configuro una alarma para ese trayecto. En el momento en el que el precio baja, te avisa y es justo cuando debes comprar el billete, ya que media hora más tarde el precio habrá subido de nuevo. Con este método conseguí un billete ida/vuelta Alemania-Lituania por 53€

 

 

– Cómo moverse

Una vez llegas al país en cuestión, tienes varios métodos de transporte que puedes utilizar, más o menos económicos. Elegir uno u otro dependerá de tu presupuesto y del tiempo que tengas. Generalmente, rapizez y coste son inversamente proporcionales:

Tren (nocturno): el medio más rápido para largas distancias. No es lo más barato, pero si viajas de noche ahorrarás el dinero de un hostel, y sobre todo muchas horas de viaje, ya que te mueves mientras duermes. Y eso de Turbo-Trip es una ventaja considerable 😉

Autobús: no tan cómodo ni rápido como el tren, pero más económico. En Europa del Este existe una buena red de buses que comunican todas las ciudades grandes y con bastante frecuencia de rutas, por apenas 4€ o 5€ la hora de viaje.

Autostop: la alternativa más aventurera y barata. Puedes llegar a recorrer cientos de kilómetros sin gastar un duro y conociendo gente super interesante. Es importante elegir un buen lugar donde hacer dedo, o hitchhike-spot. Este es un mapa con los mejores spots, organizados por país.

Si el tema de hacer autostop te da cosilla o no sabes cómo funciona, aquí tienes un buen artículo de introducción.

 

 

El ALOJAMIENTO

 

Couch Surfing

Como te comentaba en este post, Couch Surfing es la mayor red social de viajeros y anfitriones de Internet. De esta forma puedes contactar con personas que te ofrecen dormir su casa gratuitamente, con el único objetivo de intercambiar experiencias y conocer gente nueva.

Aunque el hecho de no pagar por dormir es ya una ventaja, lo mejor y más importante del Couch Surfing es que te permite conocer a gente local que relamente te muestre el cogollo de su ciudad y su cultura, lejos de los círculos turísticos y el turismo de masas.

Para que esto te funcione bien, debes crearte un perfil en condiciones y conseguir un número de referencias que te aporten credibilidad y confianza. Al principio puede resultar complicado, pero una vez está rodando, te parecerá sencillo y descubrirás un mundo de viajeros enormemente enriquecedor.

 

 

Hostels

Con una media de 10€ por noche, son una alternativa mucho más económica a los hoteles. Además, tienes la ventaja de que podrás conocer a otros viajeros y recibir información directa del staff, que suele ser gente joven muy maja que conoce bien la ciudad.

Si viajas solo, te será fácil encontrar una cama disponible en cualquier lado, por lo que te recomiendo no reservar y ser más espontáneo (excepto si vas en temporada muy alta o se celebra algún evento especial en la ciudad). 

Desde esta página puedes buscar albergues por todo el mundo y reservar sin comisión. Fíjate bien en las valoraciones y comentarios de otros huéspedes. Los hostels con un rate por debajo del 70% no son muy recomendables…

 

Para estancias prolongadas o viajes de larga duración, puedes plantearte otras opciones de alojamiento económico como el WWOOFing o un Voluntariado Europeo.

 

 

La COMIDA

 

Comprar en el súper: sin duda la opción más económica. No hace falta estar comiendo bocatas durante una semana; puedes comprar arroz o pasta y prepararlo en la cocina del hostel, o buscar 5 patatas y media docena de huevos y hacerle una buena tortilla a tu host de Couch Surfing, que seguro lo agradece 🙂

 

???????????????????????????????

 

Comer por la calle: alternativa rápida si te pilla de camino, aunque mira bien dónde comes, ya que una indigestión puede arruinarte el día. Un kebab de vez en cuando se agradece, pero yo soy más de la opción supermercado.

 

Comer en restaurante: merecerá la pena cuando quieras darte un homenaje, si algún local te lo recomienda y quieres probar la cocina típica del país. Por lo general, cuanto más cerca está un restaurante del punto de información turística, más caro es. Así que alejate del centro y pregunta en el hostel o a la gente por la calle por un buen sitio para comer.

 

Y recuerda: guarda siempre en la mochila algún alimento con alto contenido energético y poco peso, como frutos secos o barritas de muesli. ¡Y no te olvides de llevar siempre una botella de agua!

 

*****

 

Bueno, yo creo que con esto ya no tienes más excusas para no salir a descubrir el mundo. ¡Así que échate la mochila al hombro y déjame un comentario para saber cómo te fue!

 

Pero por si crees que todo esto que te cuento sólo el bullshit y no funciona, en el próximo post haré un resumen detallado de gastos y experiencias sobre mi último Turbo-Trip, para que veas cómo pude disfrutar de 5 intensos días en Letonia y Lituania por menos de 180€ TODO INCLUIDO 😉

 

 


Suscríbete a PalabraUtil

Cada semana nuevas historias interesantes y prácticas, directamente en tu E-mail

Recibe cada nuevo post por E-mail


 

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in Palabra de Viajero. Bookmark the permalink.

6 Responses to "TURBO-TRIP: cómo viajar LIGERO, INTENSO y MUY BARATO"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »