Volver a CASA

 

LomoTricantosos

 

Comenzar una nueva vida en el extranjero puede ser una experiencia apasionante y muy intensa. Cuando te encuentras solo ante un nuevo país, idioma y cultura, descubres que eres capaz de mucho más de lo que imaginabas y creces enormemente como persona.

Sin embargo, elegir implica siempre descartar otras opciones, y cuando comencé mi nueva vida en Alemania tuve que renunciar a cosas tan sencillas como ver cada día a mi familia o quedar los fines de semana con mis amigos de siempre.

Por eso volver a casa es para mí una inyección de energía y motivación indispensable.

 

Acabo de regresar de Madrid, dónde he pasado una espectacular semana disfrutando intensamente con mi familia y mis amigos, recordando esa sensación del Home-Sweet-Home que tanto echaba de menos.

Y es que al final, la felicidad reside en cosas tan sencillas como disfrutar una paella de mamá con tu familia en el salón de casa, o ver al Robe en directo cantar Standby junto a tus colegas de toda la vida.

 

La felicidad de volver donde alguien te quiere sin que vuelvas.

 

  

 

No es lo mismo IRSE fuera que ESTAR fuera

 

Cuando sabes que vas a salir de tu ciudad durante un tiempo y que vas a romper con la monotonía de siempre, experimentas una sensación de entusiasmo e incertidumbre que resulta muy excitante.

Sin embargo, ese viaje tiene normalmente un inicio y un final definidos: 3 semanas de prácticas, un semestre de Erasmus, un año sabático…

Vives intensamente cada segundo de esta experiencia porque sabes que hay un límite, un punto final en el que volverás a tu estado de equilibrio y a tu vida donde la dejaste.

 

Pero cuando esa situación extraordinaria se vuelve estable y asumes que te vas a quedar en otro país indefinidamente, la perspectiva que tienes sobre tu situación cambia bastante.

Tomas esta nueva vida como tu rutina actual y entonces volver a casa ya no es el final de una etapa, sino un pequeño “remember” para retomar energías y ponerte al día, una visita a esa vida que dejaste atrás.

 

LomoDefekers

 

 

No intentes abarcarlo TODO y a TODOS

 

A lo largo de los años tomas parte en diferentes círculos sociales y conoces a mucha gente de todo tipo.

Habrá personas que pasen por tu vida sin más, pero para otras harás lo posible por que permanezcan en ella, y eso está genial. Pero si intentas abarcar demasiado, puedes acabar agobiado por estar siempre al día y sentirte culpable de no cumplir las expectativas de los demás.

 

En cada etapa de mi vida he abierto un círculo de amigos especial y diferente. Amigos del colegio, de mi grupo Scout, mi barrio, la Universidad, el trabajo, Kandersteg, Marburg, Frankfurt, viajes de mochilero…

Me encantaría poder mantener un contacto continuo y estar al día con muchos de ellos. Pero si lo hiciese, seguramente acabaría más preocupado por revivir el pasado que por disfrutar de la gente con la que comparto mi vida hoy.

 

Además, las últimas visitas a casa me han demostrado que no importa cuánto tiempo haya pasado. Dos horas, dos meses o dos años. Cuando un amigo es de verdad, basta con darte un abrazo y compartir un par de risas para que todo encaje de nuevo.

Es posible que falten los detalles, que no te acuerdes de dónde trabaja o que no sepas de su último ligue. Pero al final, lo que cuenta es sentir de nuevo ese aprecio mutuo, hablar siendo 100% tú mismo y saber que si algún día regresas, esa persona va a seguir ahí.

 

Los amigos de verdad no necesitan muchas palabras, sólo las palabras correctas.

 

LomoEstas

 

 

Un punto de REFERENCIA

 

Mi vida actual tiene todo lo que necesito para ser feliz: vivo junto a la mujer que amo, tengo un trabajo bien pagado que me encanta, un grupo de amigos con los que pasarlo bien y además puedo dedicar tiempo a mis aficiones y viajar.

Sin embargo, hecho mucho, muchísimo de menos a mi familia y mis amigos. Me encantaría poder ir cada fin de semana a Madrid, comer en casa, visitar a mi abuela, bajar al Lago, tomar algo en el bar 13 y ½ …

Sé que no siempre se puede tener todo, pero a pesar de ello el balance sigue siendo positivo. Soy feliz en Alemania y es por eso que sigo aquí.

 

El día que esa felicidad desaparezca, será entonces momento de realizar el siguiente paso, pero por ahora sólo quiero disfrutar cada día de esta realidad que he construido poco a poco con ilusión y esfuerzo.

Cuando tu vida cambia, tú cambias con ella y la gente que te rodea. Pero en ocasiones ocurre que durante este viaje pierdes el norte, te planteas tus objetivos en la vida y no sabes por dónde tirar.

 

Por eso es para mí tan importante mi hogar, mi punto de referencia, ese lugar que te recuerda quién has sido para no olvidar quién quieres llegar a ser.

Es como esa casilla del Monopoli de “cobre 1000 cada vez que pase por aquí”. Con cada vuelta cambias, serás una persona diferente y habrás evolucionado. Pero regresar de vez en cuando al inicio y recordar dónde comenzó todo te aporta esa energía y perspectiva necesarias para continuar por el camino correcto.

 

 

LomoCabaña

 

 

Un par de reflexiones como EXPATRIADO

 

Vuelve a casa como experiencia, no sólo como visita.

Reflexiona sobre los pasos que has dado para llegar donde estás ahora. Mira fotos y relee viejas cartas, pero no con melancolía, sino para apreciar cuánto has evolucionado y en lo que te has convertido.

 

No pierdas del todo el contacto.

Un mensaje de vez en cuando siempre se agradece, y hará saber a tu gente que sigues ahí.

 

Tampoco te agobies.

No intentes estar al día con todo el mundo a todas horas y céntrate en disfrutar la vida que vives hoy.

 

DSCF1658

 

Recuerda quién has sido para no olvidar quién quieres llegar a ser   🙂

 

 

 

 

 ¿Te ha gustado el post? Deja un comentario, hombre! 😛

 

Sígueme en

Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades.
Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
Sígueme en

Latest posts by Rener Frank (see all)

About Rener Frank

Tras estudiar Ingeniería Mecánica y 3 años de rutina laboral, un verano de voluntariado scout en los Alpes suizos y una dulce alemana resetearon mis prioridades. Dejé mi aburrido trabajo de oficina para irme a cuidar un castillo medieval en los bosques de Baviera. Después de varias aventuras por Europa me establecí en Frankfurt, donde vivo actualmente. Pero siempre con nuevos proyectos en mente y pensando en el siguiente paso!
This entry was posted in (Sobre)vivir en Alemania. Bookmark the permalink.

7 Responses to "Volver a CASA"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*


Translate »